¿Comer más proteína y menos carne? Si, es posible

¿Comer más proteína y menos carne?  Si, es posible

Dejar de consumir carne no significa perderse de un elemento importante de tu dieta o limitarte a comer solo tofu. De hecho, las fuentes de proteína de origen vegetal son muy deliciosas y diversas.

 

Ya sea que estés en una dita vegana o vegetariana o solamente estés minimizando tu consumo de carne (lo cual ayudará a tu salud y al planeta), aquí te decimos 9 fuentes de proteína de origen vegetal que seguramente no sabías que eran ricas en este macronutriente. 

 

 1. Seitán

 

Popular entre los vegetarianos por su textura similar a la de la carne y su alto contenido de proteína, el Seitán proviene del gluten, el componente proteico del trigo. ¿Por qué lo amamos? Es increíblemente rico en proteína, 75 gramos de proteína por cada 100 gramos de Seitán, casi como la misma cantidad en un filete de res o carne molida. También es rico en selenio, hierro, y calcio, muy bueno para la salud de la piel, pelo y huesos. ¿Cómo no amarlo?

 

2. Lentejas

 

Fácil de cocinar y con una gran variedad de recetas, las lentejas son otra gran fuente de proteína. Las legumbres son una fuente rica en fibra intestinal saludable, así como en manganeso, hierro y antioxidantes. Agrega un poco a tu ensalada, prepáralas en una rica sopa o cocínalas a fuego lento con verduras para una cena llenadora y deliciosa.

 

3.Avena

 

Este poderoso grano es rico a nivel nutricional y es nuestro favorito por varias razones. Rico en fibra y carbohidratos, se encuentra entre los más ricos en proteínas de todos los granos, y está repleto de vitaminas y minerales. 

El manganeso, el magnesio, el hierro, el ácido fólico y la vitamina B son solo algunos beneficios adicionales de este delicioso alimento. Prepárate las muy famosas "Overnight Oats": por la noche, en un frasco pon 1 taza de avena y agrega tu leche favorita (arroz, almendra, soya, entera, etc.), agrega una cucharada de chía para darle textura, revuelve y déjalas reposar en tu refrigerador hasta el día siguiente. Voilà! por la mañana tendrás un delicioso desayuno para llevar, agrégale fruta fresca o una cucharada de mantequilla de maní e inicia bien tu día.

 

4. Espirulina

 

Súper rica en antioxidantes y vitaminas, este super-alimento de origen marino es una gran fuente de proteínas. De color azul verdoso brillante, es un complemento muy bueno para tus batidos, bowls y jugos. Tiene 30 gramos de proteína por cada 50 gramos de espirulina en polvo, además es rica en calcio, hierro, potasio y vitaminas B y C. También se ha relacionado con la pérdida de peso, presión arterial baja, prevención de enfermedades cardíacas y salud intestinal, por lo que definitivamente vale la pena probarla.

 

5. Levadura nutricional

 

Es posible que conozcas este alimento como el queso en polvo para veganos, gracias a su sabor y textura en polvo, es fácil de espolvorear sobre palomitas de maíz, papas, pasta ... lo que sea! Provee 14 gramos de proteína por onza y es una fuente inagotable de nutrición, además también proporciona zinc, magnesio, cobre y vitaminas del grupo B muy buenas para proporcionar energía durante el día.

 

6. Granos Ancestrales

 

La familia de los granos ancestrales incluye cebada, farro, sorgo, espelta y teff, todas grandes fuentes de proteína. La espelta y el teff son los dos más ricos, con aproximadamente 10 gramos de proteína por taza cocida, y también ofrecen una rica mezcla de carbohidratos complejos, fibra y hierro junto con vitaminas B saludables para la piel. No dudes en cambiar tu arroz por espelta en tu próximo bowl de verduras para obtener una ingesta adicional de proteínas.

 

 7. Semilla de Cáñamo (Hemp)

 

En peso, estas semillas cosechadas de la planta Cannabis sativa (quizás mejor conocida por sus usos más recreativos), son comparables a la cantidad de proteína en el cordero o la carne de res, unas pocas cucharadas rinden hasta 30 gramos. Totalmente no psicoactivos, también son ricos en aminoácidos, fibra y minerales y son mucho más fáciles de digerir que muchas proteínas vegetales. Espolvorea una ensalada o agrégalo a tus batidos para obtener más textura y nutrición.

 

8. Pseudo-cereales

 

¿Qué es un pseudo-cereal? En pocas palabras, es una semilla similar a un grano cosechada de una planta que no es hierba. Aunque son fácilmente intercambiables por maíz, trigo y arroz, tienen un mayor valor nutricional que sus contrapartes los cereales. Dos de los más populares, la quinoa y la chía, son mucho más ricos en proteínas, aminoácidos y antioxidantes que sus primos ricos en gluten y se han relacionado con la pérdida de peso, el control de la presión arterial y la prevención de enfermedades.

 

9. Amaranto

 

Repleto de lisina, el amaranto, es similar a su primo más popular, la quinoa en su alto contenido de proteínas. Este grano integral sin gluten también es rico en vitaminas y antioxidantes, así como hierro, calcio y magnesio, por lo que proporciona un súper refuerzo nutricional en cualquier forma que lo comas. Cocínalo con leche por las mañanas para un desayuno delicioso, o cámbialo por arroz para darle un toque más saludable a tus risottos.

 

¿No estás seguro de dónde encontrarlos?

 

Puedes ordenar fácilmente en línea, gracias a la gran variedad de artículos de supermercado de Amazon. Para aquellos en la Ciudad de México, las principales cadenas de supermercados pueden tener algunos de éstos (es decir, avena orgánica, amaranto, lentejas, chía y quinoa) en su sección de alimentos orgánicos. Para los demás, echa un vistazo a algunas de nuestras tiendas favoritas de alimentos saludables:

 

The Green Corner

Origines Organicos

Estado Natural

Citronella

Leer más

Books

Lista de lectura 2020

¿Qué se esconde detrás de las etiquetas de tus productos de cuidado personal?

¿Qué se esconde detrás de las etiquetas de tus productos de cuidado personal?

Estamos obsesionados contigo y con todo esto también...

Estamos obsesionados contigo y con todo esto también...