¿Qué se esconde detrás de las etiquetas de tus productos de cuidado personal?

¿Qué se esconde detrás de las etiquetas de tus productos de cuidado personal?

 

Cuidar tu piel va más allá de exfoliar, hidratar y aplicar protector solar, significa saber lo que hay en esas fórmulas, porque los productos de cuidado personal, no solo cubren el exterior de la piel.


En realidad, la piel es el órgano más grande del cuerpo, cubre, protege y se conecta a todos nuestros otros sistemas nerviosos. Considera esto: lo que pones en tu piel es tan importante como lo que comes y bebes. Una vez que un producto se absorbe en los poros, se transporta a través del torrente sanguíneo en todo el cuerpo, alcanzando sistemas que afectan la inmunidad, nervios, hormonas e inclusive, reproducción.

 

Desafortunadamente, la industria del cuidado personal no está muy bien regulada cuando se trata de los ingredientes que las marcas usan en sus fórmulas. Poner "natural" en una etiqueta no significa que no haya productos químicos peligrosos al acecho en el interior, y los productos cotidianos de marcas conocidas, a menudo contienen ingredientes tóxicos que pueden tener efectos a largo plazo.

Hay cientos que componen The Dark List, pero estos son algunos de los más peligrosos y más comunes a tener en cuenta.

 

Parabenos



De bajo costo y fácilmente disponibles, muchas marcas recurren a esta familia de productos químicos (incluidos metilparabeno, propilparabeno, butilparabeno y etilparabenos) para extender la vida útil y evitar el crecimiento de bacterias y moho en sus productos. Se han utilizado durante décadas en shampoos, limpiadores, humectantes y cosméticos para mantener una sensación de  "frescura". Además de ser antibacterianos, estos productos químicos se han relacionado con la alteración hormonal y los problemas de salud consecuentes, como los tumores de mama, la infertilidad y otros problemas de salud reproductiva.

 

Laureth Sulfate



Este conocido surfactante, o agente espumante, ha sido un ingrediente principal en muchos limpiadores, jabones y shampoos por sus habilidades jabonosas durante años. Además de ser irritante para la piel, los ojos y los pulmones, el LSS tiene la capacidad aterradora de reaccionar con otros productos químicos para adquirir propiedades cancerígenas, o provocar daño renal y hepático. 

 

Phthalatos 

 

Comúnmente utilizados por su capacidad para promover la suavidad y flexibilidad en las fórmulas cosméticas, estos productos químicos se pueden encontrar en productos como lociones, perfumes y desodorantes. Al igual que los parabenos, también pueden tener efectos peligrosos en el sistema endocrino que se encarga de producir las hormonas del cuerpo, con el riesgo de generar problemas reproductivos, defectos de nacimiento e incluso cáncer de seno.

 

Triclosán 

 

A menudo se usa en fórmulas cotidianas como pasta de dientes, jabones y limpiadores por sus fuertes propiedades antibacterianas, este químico es altamente tóxico para los órganos del cuerpo, causando reacciones alérgicas, irritación de la piel y los pulmones, disrupción hormonal y bioacumulación que podrían aumentar el riesgo de cáncer. También hace que las bacterias sean más resistentes a los antibióticos con el tiempo.

 

Plomo y Metales pesados

 

Tal vez has escuchado el rumor de que el plomo es un ingrediente común en el lápiz labial, lo que es aterrador, es cierto. De hecho, hasta el 60% de las fórmulas de lápiz labial, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU., llevan plomo junto con otros metales pesados. Incluso si se usan en pequeñas cantidades, estas sustancias se acumulan en el cuerpo con el tiempo, lo que aumenta los riesgos neurológicos y hormonales para la salud. Los metales también se usan a menudo en blanqueadores de dientes, protector solar, desodorante, lociones y cosméticos por sus efectos aclarantes, texturizantes y de control del sudor.

 

Retinol y Retinyl palmitate

 

Sí, el retinol es elogiado por sus súper poderes para aclarar la piel, antienvejecimiento y para reducir las arrugas, pero no todo es bueno. De hecho, la vitamina A y el retinol pueden tener la capacidad de dañar el ADN de nuestro cuerpo y también aumentar la sensibilidad de la piel a la luz ultravioleta, lo que provoca daños severos en la piel e incluso aumenta el riesgo de cáncer y desarrollo de tumores.

 

Oxido de etileno

 

Si bien no se usa directamente en productos de cuidado personal, se encuentra en artículos cotidianos como detergentes para ropa, adhesivos y pesticidas, y en pequeñas cantidades en polisorbatos y cetereateths, dos ingredientes comunes en limpiadores faciales, shampoos, base de maquillaje y perfumes. ¿La parte más aterradora? Es increíblemente cancerígeno y puede causar daño ocular, pérdida de memoria, daño al sistema nervioso y abortos espontáneos con exposición a largo plazo. 

 

Siliconas & Dimeticonas

 

Las siliconas se usan comúnmente en productos para el cuidado de la piel y de belleza por su textura suave, sedosa, fácil de aplicar y resistente al agua. Ya sea en fórmulas para delineador de ojos y lápices labiales, protectores solares a prueba de sudor o humectantes súper ricos, tienen diferentes nombres pero se encuentran en innumerables productos. Muchos polímeros a base de silicona, aunque se usan en sueros y otros productos que prometen mejorar la tez, pueden bloquear severamente los poros, liberando toxinas y causando acné e irritación. También pueden interferir con el proceso de renovación celular de la piel, opacando y deshidratando la piel. Otra cosa a tener en cuenta: las siliconas no son biodegradables y contaminan nuestro suministro de agua cuando se enjuagan en nuestros lavabos y duchas.

 

 Fragancia

 

Ten cuidado con los productos que huelen demasiado bien. Los aromas artificiales tienden a contener una mezcla de químicos peligrosos que causan irritación respiratoria, alergias, irritación de la piel y efectos hormonales. El término "fragancia" se desarrolló realmente para que las marcas no tengan que revelar completamente los ingredientes de un producto, lo que significa aún más incógnitas que las que ya están en la etiqueta.

 

Colorantes Artificiales

 

Lo mismo ocurre con el color: un producto con un tono bonito podría no ser el más seguro para tu piel. Típicamente derivados del alquitrán y el petróleo, muchos colorantes artificiales se han relacionado con irritación de la piel, acné e incluso cáncer. Usados ​​en shampoo, gel de baño y maquillaje, sus nombres a menudo incluyen FD&C o D&C, seguidos de un número.

Atent@ a las etiquetas y busca productos con un color natural.

 

Estudios han demostrado que la mujer promedio usa de 12 a 16 productos al día, solo piensa en lo que ese cóctel de ingredientes y productos químicos podría significar para tu salud a largo plazo.

Limpia tu rutina, optando por productos cuyas etiquetas solo incluyan ingredientes no tóxicos. Puede que tires más de la mitad de lo que tienes en el estante de tu baño pero, ¿qué vale más que tu salud?

Leer más

Thermus Thermophillus, nuestro ingrediente estrella de origen mexicano.

Thermus Thermophillus, nuestro ingrediente estrella de origen mexicano.

Estamos obsesionados contigo y con todo esto también...

Estamos obsesionados contigo y con todo esto también...